domingo, 18 de diciembre de 2016

Alubias blancas con perdiz en escabeche


Ingredientes:
  • 400 gr de alubias blancas categoría extra (he utilizado la variedad de alubia planchada)
  • 2,5 litros de caldo de pollo (esqueleto de pollo, 1 trozo de puerro, hueso de jamón, zanahoria)
  • 2 perdices en escabeche (las mías eran caseras pero pueden comprarse ya elaboradas)
  • 1 zanahoria
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla mediana picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 tomate rojo maduro picado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Cebollino picado
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Poner a remojo las alubias blancas durante 12 horas, es decir, la noche anterior a ser cocinadas. Prácticamente van a duplicar su tamaño.


Escurrimos las alubias y las ponemos a hervir con el caldo de pollo templado y el laurel, mientras hacemos el sofrito. En una sartén, ponemos aceite de oliva y pochamos la cebolla picada y los dientes de ajo picaditos, sazonamos y a continuación añadimos el tomate troceado y esperamos a que esté totalmente integrado en el sofrito, finalmente agregamos el pimentón y mezclamos bien con el fuego no muy alto para que no se queme.


Agregamos el sofrito a las alubias y mezclamos. También añadimos la patata en cuatro trozos y la zanahoria pelada. Sazonar el guiso al gusto.
Las alubias necesitan 2 horas aproximadamente para cocinarse, no obstante depende de la variedad y hay que consultar el envase siempre.
Cuando falte una media hora, sacamos la patata y la zanahoria del guiso y trituramos con la batidora. Añadimos el puré  al guiso para espesarlo.
Es mejor mover la olla que remover con la cuchara ya que así no romperemos las alubias.
Nos debe quedar un guiso espesito y con la alubia entera pero bien hecha.
Apagamos el fuego, templamos las perdices en el microondas y las deshuesamos.
Presentamos el plato con las alubias y la perdiz desmenuzada. Para finalizar regamos el plato con un poco del escabeche que nos ha sobrado y el cebollino picado.





domingo, 17 de enero de 2016

Buñuelos de viento


Ingredientes (4 personas)
  • 50 gr de mantequilla
  • 75 gr de harina
  • Media cucharadita de sal
  • 125 ml de leche
  • 2 Huevos grandes
  • 200 ml de aceite de semillas (para freir)
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de canela en polvo
Utensilios: Manga pastelera con boquilla ancha

Elaboración
Ponemos un cazo al fuego con la leche, la mitad del azúcar, la mantequilla. Removemos y añadimos el interior de la vaina de vainilla, para ello la cortamos a lo largo con un cuchillo y utilizamos el filo para ir sacando la pasta. Mezclamos todo.
En el momento en que la leche empiece a hervir, echamos de golpe la harina y mezclamos bien a fuego muy bajo con una espátula hasta que nos quede una bola homogénea.
Pasar la masa a un bol y dejar que se enfríe un poco.
A continuación y con ayuda de las varillas eléctricas, vamos incorporando uno a uno los huevos.
Mezclar de nuevo la masa obtenida con ayuda de una espátula o lengua de cocina. Introducir la masa en la manga pastelera con una boquilla ancha.
Poner el aceite a calentar en un cazo. Cuando esté bien caliente y con mucho cuidado de no quemarnos, vamos haciendo bolitas. Ayúdate de la otra mano, untada con aceite y deja caer el buñuelo en el aceite.
Dales el dorado deseado y muévelos constantemente controlando la fuerza del fuego. Sácalos a un plato con papel absorbente.
Por último, mezcla el resto del azúcar con la canela y espolvorea los buñuelos por encima.

Mi consejo
Es mejor que tengas la ayuda de otra persona que vaya apretando la manga pastelera mientras tú con los dedos mojados en aceite vas introduciendo los buñuelos en el aceite caliente.
Puedes hacer el tamaño que deses, pero a mí personalmente me gustan pequeños.
Prepara una merienda con los niños y acompaña estos buñuelos con un chocolate caliente.
Será un éxito seguro.



lunes, 21 de diciembre de 2015

Carrilleras guisadas con higos


Ingredientes (4 personas)
  • 800 gr de carrilleras de cerdo limpias(puede ser ibérico)
  • 8 higos secos
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 200 ml de vino Pedro Ximénez
  • 100 ml de whisky
  • 50 ml de zumo de naranja
  • 150 ml de caldo de carne
  • 2 hojas de laurel
  • 75 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
Elaboración
Con antelación, tendremos los higos remojados en el vino. Puedes tenerlos la noche anterior en la nevera.
Salpimentar las carrilleras, poner una olla al fuego, calentar el aceite de oliva y dorar las carrilleras por ambos lados. Sacar y reservar en un plato.
En la misma olla echamos el ajo y la cebolla picada, sazonamos y controlamos el fuego con cuidado para que no se queme.
Una vez pochada la cebolla, añadimos el zumo, el vino (escurrido y sin los higos), el whisky, el caldo y las hojas de laurel. Cuando empiece a hervir, añadimos las carrilleras y dejamos cocinar durante unos 40-45 minutos a fuego moderado y dando la vuelta cada cierto tiempo. Añadir los higos cuando falten unos 15 minutos para terminar.
Podéis servir con un acompañamiento de patatas a lo pobre confitadas a fuego lento con unos dientes de ajo enteros y aceite de oliva.


Mi consejo
La salsa espesa bastante, podéis darle el espesor deseado, reservando un poco de caldo de carne e ir añadiendo si fuera necesario.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Arroz con verduras y costillas


Ingredientes (6 personas)
  • 500 gr de costilla de cerdo troceada
  • 500 gr de arroz bomba
  • Caldo de verduras (doble que de arroz, un litro aproximadamente)
  • 1 cebolla picadita
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 tomate rojo, hermoso, pelado y troceado
  • 6 alcachofas de tamaño mediano
  • 200 gr de champiñones portobello
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Unas hebras de azafrán
  • 150 ml de aceite de oliva
  • Sal
Elaboración
Precalentar el horno a 200 grados.
Poner una cazuela de barro al fuego con aceite de oliva y saltear las costillas hasta que estén doradas, retirar en un plato. Añadimos en la misma cazuela la cebolla y el ajo picadito, sazonamos y dejamos pochar. Continuamos incorporando el tomate picado y cocinamos hasta tener listo el sofrito.
A continuación, echamos las alcachofas y los champiñones limpios y troceados. Mezclamos con el sofrito e incorporamos el pimentón y las hebras de azafrán.
Es el momento de echar el arroz en la cazuela y mezclarlo bien con todos los ingredientes. Seguidamente añadimos el caldo de verduras (puede ser casero o ya elaborado). Probamos de sal y rectificamos si fuera necesario.
Dejar hervir unos 3 minutos, colocar las costillas por encima y hornear durante 20 minutos. Antes de servir remover el arroz y dejar reposar unos minutos.

Mi consejo
Prueba a añadir a este arroz un sobre de mezcla de especias para arroces (cúrcuma, pimentón, azafrán, etc.) que le darán un toque muy rico.
Para aquellos que no comáis carne, no pongáis las costillas y añadir vuestras verduras favoritas, espárragos, zanahoria, etc.



sábado, 24 de octubre de 2015

Coca de calabaza con un toque de canela


Ingredientes
  • 350 gr de calabaza asada
  • 250 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 3 huevos de tamaño L
  • 110 ml de aceite de girasol
  • Pepitas de chocolate
  • 2 gaseosas (gasificante y acidulante)
  • 1 sobre de levadura 
Elaboración
Cuando asemos la calabaza, espolvorear con canela y un poquito de azúcar.Mezclar la pulpa de la calabaza asada con el azúcar. A continuación ir añadiendo los huevos de uno en uno. Se puede hacer con las varillas manuales o con un robot de cocina. Mezclar bien y añadir el aceite. Incorporamos la harina tamizada, las gaseosas y la levadura. Por último añadimos las pepitas de chocolate, la mitad en la masa y el resto por encima.
Poner en el horno precalentado en una bandeja con papel sulfurizado. Hornear unos 40 minutos a 180 grados. El tiempo es orientativo.





Mi consejo
Se puede presentar con azúcar glas por encima. También se puede añadir antes de hornear unas nueces, pasas y azúcar o quizás un poquito de pulpa de limón rallado. Hay varias posibilidades y todas muy ricas.
Un truco para que las pepitas de chocolate se hundan al fondo del bizcocho es enharinarlas con harina y antes de añadirlas a la masa quitar toda la harina sobrante con la ayuda de un colador.